viernes, noviembre 09, 2007

OSO PEREZOSO PRIMITIVO

NUESTRO PAÍS NO DEJA DE SORPRENDEROS Y HOY LEYENDO EL DIARIO EL COMERCIO PUDE ENTERARME DE UN HALLAZGO SENSACIONAL, SE TRATA DE LOS RESTOS OSEOS DE UN OSO PEREZOSO PRIMITIVO QUE HABITÓ AMÉRICA DEL SUR DURANTE EL PLEISTOCENO (PERÍODO DE LA ERA CUATERNARIA EN EL QUE LA TIERRA SE ENCONTRABA CUBIERTA POR EXTENSAS CAPAS DE HIELO) Y QUE HABRÍA MEDIDO SEIS METROS DE ALTURA . EL HALAZGO SE PRODUJO EN EL DEPARTAMENTO DE JUNÍN. A CONNUACIÓN PUBLICO EL TEXTO QUE APARECE HOY EN EL COMERCIO, ¿QUÉ TE PARECE?



Hallan restos de antepasado prehistórico del oso perezoso
Recuperan gran parte del esqueleto de este animal que medía 6 m de alto
Por Raúl Mayo Filio


Los restos óseos de unos 9.000 años de antigüedad de un megaterio, antepasado del oso perezoso, pero de mayor tamaño, fueron hallados por casualidad, al costado de una carretera y a solo un metro de profundidad, en el anexo de Huayllaspanca, distrito de Sapallanga, a ocho kilómetros al sur de la ciudad de Huancayo, cuando trabajadores excavaban una zanja para desagüe.
No existe duda de que se trata de restos paleontológicos de un megaterio que vivió en el continente americano durante el período Pleistoceno, informó Daniel Dávila Manrique, arqueólogo supervisor del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Junín, quien comentó también que se ha encontrado la mayoría de sus huesos, a excepción de las patas, la columna vertebral y una parte de la cabeza.
Se trata de un importante hallazgo porque este ejemplar es el segundo que se encuentra en el Perú y el tercero en América Latina (uno similar se halló en Argentina), refirió el historiador Hebner Cuadros Chávez, del INC de Junín, quien se encargó de la delicada labor de recolección de las piezas de los huesos.
SORPRESIVO HALLAZGOEl descubrimiento del megaterio, cuyo nombre científico es 'Megatherium americanum', se produjo cuando trabajadores de la municipalidad del distrito de Sapallanga abrían una zanja a un costado de la carretera afirmada del anexo de Huayllaspanca, vecina de la hacienda Colombina, propiedad de Rodrigo Domínguez. Los obreros, sin saber que habían hecho un importante hallazgo, arrojaron los huesos junto con el desmonte que retiraban; pero uno de ellos le informó al propietario de la hacienda Colombina, quien al ver el tamaño y las formas de los restos avisó al INC de Junín.


Sergio Castillo, director del INC de Junín, llegó al lugar casi de inmediato con un equipo de especialistas con los que logró paralizar los trabajos de instalación de la tubería de desagüe, a fin de poder recuperar la mayor cantidad de piezas del megaterio.
Así, se pudo encontrar la mandíbula, los molares, la parte superior de la cabeza (incluso un pedazo con un poco de masa encefálica), costillas, pelvis, omóplato, huesos largos de las extremidades, entre otras piezas que se guardan en 12 cajas para ser estudiadas y rearmadas, a fin de obtener el esqueleto de este animal que llegó a medir seis metros de alto y pesó varias toneladas.
UN ANIMAL PODEROSOSegún han referido los especialistas, la estructura del esqueleto del oso perezoso prehistórico era muy fuerte y gruesa, con huesos más robustos que los de un elefante, patas traseras cortas y una cola de 50 centímetros de diámetro al momento de su nacimiento. Tenía además mandíbulas poderosas y grandes uñas para escarbar la tierra en busca de raíces, de las que se alimentaba principalmente.
Hebner Cuadros, quien realizó estudios de paleontología y conservación, dijo que previamente debe realizarse un tratamiento para evitar que los restos del esqueleto de este animal prehistórico se deterioren.
Por lo pronto, las piezas óseas del megaterio serán trasladadas al Museo Paleontológico de Huacrapuquio, situado a 25 kilómetros de distancia, donde se exhibe un tigre dientes de sable, cuyos restos se hallaron hace 10 años.
En tanto, la zona donde se hallaron los restos del megaterio permanece acordonada, pues el INC de Junín solicitará que paleontólogos de Lima, como los de la Universidad Cayetano Heredia, realicen excavaciones en busca de más huesos.

1 comentario:

J Bernabe C dijo...

Es muy cierto, conversamos con el propietario de la Hacienda, y nos describe que los restos necesitan urgente conservación pues notó desmoronamiento en la superficie de los mismos...

Ojala hubiese un Museo Paleontológico, pues las cordilleras andinas contienen muchos fósiles marinos asombrosos(jurasico y triasico)ejm. una concha marina de 2m de diametro encontrada a orillas del cauce excavado por el Rio Mantaro y restos fosiles de la megafauna del cuaternario como este megaterio hallado. Otro amigo (Vildosola) tiene huesos de Mastodontes y la cabeza fosilizada de lo que pareciera ser una forma de rinoceronte o tapir ..un poco extraño no??..pero lo vi en el pequeño museo que tuvo en las esquinas de los Jirones Moquegua y Puno en la Ciudad de Huancayo...

Les comento algo, en una ocasión un amigo excursionista coge una piedra de una ruina Wanka por Canchayllo, era extraña la roca (oscura y diferente a las demas de la pared), y al romperla en dos, vimos asombrados un pez fosilizado atrapado quien sabe en que epocas...

Bueno. De verdad, ojala aparezca un proyecto para un Museo Paleontológico en Huancayo...